Consejos para viajar solo por primera vez

Viajar sol@, eso que te ha rondado siempre por la cabeza y que hasta el momento, no te has atrevido a hacer. ¡Es la hora! Y un momento perfecto porque ya lo han hecho otros antes que tú y puedes encontrar sus experiencias por todo Internet.

Dedicarte unas vacaciones solo a ti es una oportunidad de conocer otras culturas y otros lugares de forma más intensa. La implicación con el lugar es más potente y también lo es con sus gentes.

En este sentido, no solo se trata de viajar sin compañía, si no de cómo viajar. No es lo mismo viajar a hoteles con todo organizado que hacerlo a lo mochilero e improvisar los pasos en función de lo interesante que nos parezca lo que vemos.

Aunque ambas opciones pueden estar bien, es cierto que orientar tu viaje a lo mochilero te aportará una mayor experiencia y más enriquecedora, ya que tendrás que poner más de tu parte e implicarte más en todo el proceso para disfrutar de las vacaciones. ¡Lánzate!

Consejos útiles

Infórmate de los lugares más peligrosos o problemáticos: Existen otros muchos destinos más que puedes ver antes que estos y coger experiencias que después te den el valor y el conocimiento para hacerlo más adelante.

Busca la experiencia de otros que lo hayan hecho antes: Existen numerosos foros de viajeros que aconsejan destinos y sobre los cuáles hacen verdaderas guías cual agencia profesional. Dónde comer, dónde dormir, qué ver…

Llévate lo justo y necesario: Escoge siempre ropa ligera y versátil, que te aporte varias opciones y que sea cómoda y fácil de transportar. No peques de los »por si acaso», solo te cargarán más el equipaje y una vez en el destino, puedes comprarte algo si de verdad lo necesitas.

Sé organizad@: Organiza lo que quieres hacer en el viaje según tus prioridades. Puede que prefieras disfrutar más de los paisajes, o de monumentos históricos, o de la gastronomía…

No tengas miedo de preguntar: Esto es algo que hemos dejado de hacer con la llegada de los smartphones. Muchas veces está bien ahorrárselo para no molestar, pero otras nos puede abrir la puerta hacia nuevos destinos o personas, enriqueciendo aún más nuestra aventura. Y si encima vamos de mochileros, no preguntar y mirar el móvil en su lugar, es un delito. Siempre conoceremos cosas más interesantes en nuestro viaje preguntando a sus habitantes.

Sal de tu zona de confort: Si estas viajando solo es porque tienes el valor de hacerlo. Así que, prácticamente, ya te encuentras fuera de tu zona de confort. Estarás en un destino nuevo arreglándotelas tú mism@, así qué aprovecha que esto se ha dado para seguir explorando. Habrá días más complicados que otros, pero de eso trata la experiencia.

Atent@ a dónde dejas las cosas: Como estas viajando sol@, ten siempre presente lo que llevas y dónde lo dejas. No tendrás a nadie que vigile por ti dónde dejas tus cosas cuando vas al baño o en la mesa mientras hablas con el camarero. Eres responsable de tus pertenencias y nadie responderá por algo que extravíes u olvides.

Mantén la calma y ten mucha paciencia: Cada día te asaltarán nuevos pensamientos y experiencias que podrán hacerte tambalear, pero es parte de la magia que nos rodea al viajar solos. Conforme vayan pasando los días sacarás fuerzas hasta cuando pienses que no las tienes.

Ve avisando a tus familiares o amigos de forma periódica de dónde te encuentras: Si vas a recorrer muchos destinos diferentes, es importante que mantengas informados a varias personas que puedan encontrarte pronto si te ocurriera algo. No te costará nada enviar un WhatsApp e incluso, una geolocalización cada vez que te muevas.

Evita hacer autostop: Cuando necesites moverte de un lado a otro, hazlo siempre a través del transporte público de la zona o alquila tu propio vehículo. No pongas en riesgo la experiencia pidiendo a desconocidos que te lleven a largas distancias. Y si finalmente tienes que hacerlo, envía a algún familiar el tipo de coche, la matrícula y el destino al que vas a ir con el conductor (sin que se entere).

Duerme en lugares habilitados: Los hostales, albergues y bed&breakfast son opciones estupendas no solo para dormir, si no también para conocer a personas que están viviendo la misma aventura. Intenta nutrirte de las zonas comunes de estos lugares para conocerles e intercambiar experiencias.

Imprescindibles en la mochila

Smartphone, cargador y batería externa: Aunque quieras desconectar en tus vacaciones tienes que llevar esto por dos razones, seguridad y… ¡para hacer fotos!

DNI, pasaporte y tarjeta sanitaria: Tanto si sales al extranjero como si no, debes llevar siempre tu documentación encima.

Dinero en efectivo: No debes quedarte sin él, pero calcula no llevar grandes cantidades encima. Dependiendo del destino, planifica dónde puedes ir sacando más. Llevar el dinero en una riñonera puede ser más seguro a posibles robos o descuidos.

Toalla micro-fibra: No pesa, no ocupa apenas espacio y seca rápido.

Prenda térmica: Sí o sí, aunque el destino sea soleado y caluroso, no olvides llevar una prenda transpirable e impermeable (también para impermeabilizar la mochila) por lo que pueda ocurrir. Recuerda que pasar frío no está en tus planes.

Colchoneta hinchable con hinchador: ¿Lo habías pensado? Dependiendo del tipo de destino que hayas elegido, dormir sobre un colchón puede no ser una opción. Una colchoneta hinchable y un hinchador de tamaño pequeño te pueden salvar de más de un apuro.

¡Feliz aventura!

Y si todavía tienes algo de miedo, piensa que en estos momentos hay alguien que ya está viajando solo. 🙂 ¡El mundo es tuyo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*