Cómo sobrevivir a un verano en la ciudad con una piscina o spa

Son muchas las personas que por sus circunstancias personales o profesionales no pueden irse de vacaciones en verano. Algunos sectores como el turismo o la climatización viven su pleno apogeo en los meses estivales y todos los que trabajan en ellos tienen que aprovecharlos para obtener un buen rendimiento económico. Sin embargo, aunque no podamos marcharnos unos días a la playa, podemos hacer que julio, agosto y septiembre en la ciudad sean mucho más llevaderos. Organizarnos para tener algo de tiempo de vida social, hacernos con una piscina o un spa son algunas de las ideas que queremos daros desde Intex.

No descuides tu vida social en verano

Aunque tengas toneladas de trabajo o de obligaciones familiares, trata de organizarte. Busca huecos para estar con tus amigos, resérvate el espacio de tiempo que mejor te venga para salir a cenar, al cine o a tomar algo. Si los fines de semana estás ocupado, planifícate entre semana. Y si tienes la mala suerte de que tu gente se ha ido de vacaciones mientras tú te quedas en la ciudad, puedes aprovechar para abrir tus horizontes sociales. Apúntate a actividades. Todos los veranos se celebran talleres y cursos en centros culturales, además de haber una gran cantidad de iniciativas privadas en las que puedes desde imprimirle fuerza a los idiomas hasta aprender fotografía.

Hazte con una piscina para refrescarte en tus descansos

Si tienes la suerte de tener una buena terraza, vivir en un bungalow, chalet o tener algún terreno, ¿por qué no te haces con una piscina para pasar mejor el verano en la ciudad? Si, además, dispones de un generoso espacio en el que ubicar esta instalación, te recomendamos que ¡cuanto más grande mejor! Puedes elegir una como la piscina Frame 732X132CM de Intex, que está lista para utilizarse con sólo una hora de montaje y además viene acompañada de un DVD explicativo para hacértelo todavía más sencillo. Eso sí, es necesario que se instale en terrenos nivelados y firmes, por lo que esta opción no es adecuada para terrazas de pisos. Para estos últimos casos es más interesante tamaños más manejables como la selección que tenemos en la línea Easy Set.

El calor es uno de los compañeros constantes en los meses estivales y aliviarlo, uno de los mejores placeres que tenemos a nuestra disposición. Por eso es una buena idea animarse a tener en nuestra propia casa una piscina con la que refrescarnos a la hora que sea. Una buena forma de combinar unos malos horarios en el trabajo con algo de relax para nosotros. Además, nos puede servir de excusa perfecta para pasar tiempo con nuestra familia y amigos. ¡Que todo el mundo disfrute de la piscina!

Un centro de relax en nuestra propia casa

Para los que aman los spas, las burbujas y el relax que proporcionan nada mejor que tener uno al abrir la puerta de nuestra terraza. Una forma genial de animarnos el verano en la ciudad, sabiendo que siempre que lleguemos a casa podremos sumergirnos en sus aguas y relajarnos como nos merecemos después de un largo día. Disfrutarlo en soledad o en compañía es una opción personal y cada una de las posibilidades tiene sus ventajas. Por un lado, podemos dedicarnos un poco de tiempo a nosotros mismos y por otro, nos divertiremos con nuestra pareja, amigos o familia.

Y tú, ¿eres más de spa o de piscina?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*