Excursiones a pueblos hundidos y el encanto de navegar en barco por el interior

2

Ahora que cada vez los días son más largos y podemos disfrutar más tiempo del sol, es uno de los mejores momentos para la práctica de la navegación por el interior. Todavía no hace demasiado calor y podemos aprovechar los fines de semana para hacer pequeñas excursiones y relajarnos al aire libre. Un divertimento que también se complementa con un poco de ejercicio mediante el remo y del que podemos disfrutar en gran cantidad de parajes naturales. Informarse en profundidad es uno de los aspectos fundamentales, como veremos a continuación, pero sin duda merece la pena la preparación de cada excursión. Así, descubriremos nuevos rincones de España junto a familia o amigos. Buena compañía y hermosos paisajes, ¡la combinación perfecta!

La necesidad de informarse para navegar por el interior

A pesar de que cuando pensamos en la navegación la primera imagen que se nos viene a la cabeza es el mar, no es ni mucho menos la única opción de la que disponemos. Los barcos hinchables tienen también la opción de surcar diferentes pantanos y cuencas internas de la geografía española. Una posibilidad que hay que estudiar a fondo en cada caso, ya que cada una de las Confederaciones Hidrográficas tiene su propia normativa al respecto. Los usos recreativos de las cuencas internas de Cataluña, las normas para navegar en la cuenca del Ebro o la navegación por Extremadura, por nombrar algunos ejemplos, difieren incluso en cada uno de los pantanos o zonas de navegación, por lo que habrá que informarse previamente en profundidad de cuál es el reglamento que hemos de seguir.

Uno de los errores más comunes es no llevar consigo la declaración responsable que hay que tramitar. Es algo que nos puede acarrear una sanción por parte del Seprona, por lo que hay que tener especial cuidado con ello. Lo mismo ocurre si navegamos en zonas que están delimitadas como prohibidas. Todo ello se soluciona informándonos con detalle del área que queremos navegar.

Excursiones en barco a pueblos hundidos

Una vez que tengamos claras nuestras obligaciones para navegar por el interior, podremos decidir qué lugares visitar con nuestro barco hinchable. Una de las opciones más interesantes son las excursiones a pueblos hundidos. Entre ellos, destaca el pantano de Sau (en Vilanova de Sau, Cataluña). Sobre la superficie brillante del agua se erige todo resto visible de aquella población: el tejado triangular de la iglesia de Sant Romà de Sau. Sólo en épocas de sequía el pueblo queda al descubierto. Un encanto añadido a los que de por sí tiene la navegación que hace de la excursión algo mucho más interesante.

Pero no es el único pueblo que ha quedado anegado por las aguas. En la época franquista se construyeron gran cantidad de pantanos en toda España y muchos de ellos dejaron bajo el líquido elemento poblaciones enteras. Es el caso también de La Muedra, en Soria. Hablamos del embalse de La Cuerda del Pozo, una zona que incluso se conoce como “la playa de Soria” y en ella se practican gran cantidad de deportes acuáticos. Una zona especialmente agradable y con buen ambiente para la navegación con una barca hinchable.

Otras opciones son el embalse Mediano de Huesca, uno de los más grandes de la comunidad y que también luce el campanario de la iglesia sobre sus aguas; y el lago de Sanabria, situado en las inmediaciones del antiguo pueblo de Ribadelago. Todos ellos, paisajes de una gran belleza natural que nos ayudarán a desconectar de nuestro día a día.

En conclusión, si quieres iniciarte en la navegación por el interior, empieza a recabar datos sobre las distintas zonas, hazte con un barco hinchable y resérvate un fin de semana. La belleza del paisaje y el encanto de los pueblos hundidos harán el resto.

2 Responses

  1. Arturo

    En el artículo hay información incotrecta.
    El lago de Sanabria es de origen glaciar y no se encuentra sobre ningún pueblo, a pesar de las leyendas.
    Ribadelago viejo se encuentra en sus inmediaciones, a la orilla del Río Tera, en tierra firme, a pesar de la desgracia sufrida hace años por la rotura de la presa.

    Responder
    • IntexAp

      Hola Arturo,

      Muchas gracias por tu mensaje y por tu aportación al post. Tomamos nota y hacemos los cambios necesarios.

      ¡Un saludo!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*