Razones para recorrer Portugal en coche

Lo tenemos justo al lado y a pesar de ello no reparamos lo suficiente en nuestro país vecino. Sin embargo, son muchos los que ya han disfrutado del encanto de Portugal, una tierra que recorrer de cabo a rabo para impregnarse de su cultura, tradición y gastronomía. Un destino único que tiene el aliciente de los buenos precios. En efecto, un viaje por Portugal no dejará a nuestro bolsillo temblando, sino que podremos beneficiarnos de la buena relación calidad-precio en comparación con otros países, empezando por el nuestro. Una ruta por sus más bellas ciudades y pueblos puede ser un gran motivo para organizar un viaje improvisado a lo road trip. No olvides meter en el maletero el colchón hinchable y la tienda de campaña, así podrás parar en cualquier camping y disfrutar de una noche bajo las estrellas. ¿Nos sigues?

 

Los rincones más bellos de Portugal

Empecemos por la capital. Lisboa tiene una gran cantidad de puntos de interés. Entre ellos se encuentra la Plaza del Comercio, que fue durante mucho tiempo la puerta de la ciudad para el comercio marítimo; la Catedral Santa María la Maior, la Torre de Belém, situada en el estuario del Tajo; el Castillo de San Jorge, ubicado en la colina del mismo nombre, que es la más alta de toda la ciudad; el Puente Vasco da Gama, que es el más largo de toda Europa o el Museo Nacional de Arqueología.

Otras ciudades cuya fama les precede son Oporto o Coimbra, lugares que recorrer con la calma del verano para sumergirse en la cultura de nuestro país vecino. También tenemos la opción de visitar sus islas: Madeira o el Archipiélago de las Azores.

Si queremos visitar las más hermosas localidades del norte de Portugal tenemos una lista bastante larga. Y es que esta zona encierra un gran encanto que deja al visitante completamente anonadado. Batalha, dominado por el impresionante Monasterio de Santa María de la Victoria; Chaves, famoso por sus balnearios y el puente romano construido sobre el río Tamega; Ericeira, Santarém, Óbidos y Alcobaça, entre otros muchos. Hacer una ruta con paradas en estos espectaculares lugares nos permitirá conocer a fondo uno de los rincones con más magia de Portugal. Una oportunidad para sumergirse en este área rural buscando alojamientos diferentes como antiguas casas típicas. Además, si llevamos nuestro colchón hinchable siempre podremos adaptarnos mejor a las camas que haya en cada lugar y tendremos la opción de disponer de un sitio extra para dormir.

 

Motivos para visitar a nuestros vecinos

Más allá de aquello de ir a comprar toallas y mantelerías (aunque si le interesa puede seguir encontrando calidad a muy buen precio), Portugal ofrece mucho al visitante. Desde unas geniales rutas enoturísticas con el vino como protagonista indiscutible hasta las mejores olas para hacer surf, windsurf o kitesurf. Las vistas del Atlántico son protagonistas desde una gran cantidad de puntos y muchos de los pueblos más bonitos están bañados por sus aguas. No en vano tiene un total de 1.793 kilómetros de costa.

Además, en Portugal se come muy bien y a buen precio. Este es uno de los motivos que mueven a todos los apasionados de la gastronomía. Los paladares más exigentes y los estómagos más agradecidos van a encontrar en los establecimientos portugueses colmadas sus expectativas. El famoso bacalao, los pasteis de nata de la célebre tienda Belém, los papos de anjo, las queijadas o las farófias dejarán extasiado al comensal.

 

Después de todo esto que te hemos contado sobre Portugal, ¿a qué esperas para organizar el viaje? Los bolsillos más exiguos podrán disfrutar también de este increíble país. Reserva en algunos campings en la ruta, coge tu tienda de campaña y colchón hinchable y prepárate para pasar unos días alucinantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*