Manual para descansar y reponer pilas este verano

El verano ha llegado, con un poco de suerte, se abre ante nosotros la posibilidad de descansar algo más de lo que lo hacemos durante el resto del año.

Descansar es una de las claves para nuestro bienestar y, aunque no es ningún secreto, tal y como en la actualidad están configuradas nuestras vidas resulta a veces complicado parar el mundo.

Dedicarnos algo de tiempo a nosotros mismos, disfrutar de la soledad y dormir como es debido son algunas de las cosas que no pueden faltar en nuestra lista de intenciones para este verano.

Pero, sobre todo, ¡Hay que cumplirlas! Queremos darte algunas ideas para que triunfes en la consecución de estos objetivos:

Tiempo de libros y relax al sol en solitario

Hay diversas formas de descansar en verano, pero sin duda una de las mejores cosas que podemos hacer es ponernos el bañador, tumbarnos en nuestro sillón hinchable y disfrutar de esta pequeña isla.

Una bebida fresca, gafas de sol, crema solar y un buen libro pueden ayudarnos a desconectar de la realidad durante algunas horas.

¿Qué tal si establecemos que todos los sábados por la mañana vamos a dedicarnos a ello? Un consejo: haz un listado de los libros que te gustaría leer este verano y ves tachándolos de la lista conforme los vayas devorando.

Si necesitas un poco de inspiración, 20 minutos ha hecho una selección, entre los que destacan clásicos como 100 años de soledad de Gabriel García Márquez o No estamos solos de El Gran Wyoming. Por otro lado, la financiera J.P. Morgan todos los años ofrece un listado de los mejores libros de no ficción para emprendedores y líderes del mundo de los negocios.

Además, la especialista en psicología emocional Núria Jorba recomienda dedicarnos un tiempo en soledad al menos una vez al mes. Un espacio personal en el que mimarnos, descubrirnos y dedicarnos tiempo a nosotros mismos. En este sentido, cualquier actividad que se disfrute puede resultar enriquecedora para disfrutar del propio yo.

Descansar bien vayas donde vayas

Está científicamente probado que descansar bien es beneficioso para nosotros en múltiples aspectos. Dormir menos de siete horas está relacionado con un mal funcionamiento del organismo.

Algunas de las consecuencias pueden ser fatiga, irritabilidad, malas digestiones y bajo rendimiento cognitivo, entre otras. También es uno de los secretos de belleza que más esgrimen las modelos. Es fundamental para la piel porque estimula las células y elimina toxinas.

Además, dormir bien, sorprendentemente, ayuda a no engordar. Los últimos estudios científicos demuestran que pocas horas de sueño están relacionadas con la tendencia a elegir comidas menos saludables.

Uno de los últimos trabajos a este respecto, de la Universidad de California en Berkeley, observó que los centros de recompensa del cerebro responden con mayor intensidad a platos que engordan después de lo que llamamos una noche de perros.

Por todo ello, si este verano tienes que irte unos días fuera de casa, ya sea a un cámping o a casa de algún amigo o familiar, tienes que ir prevenido.

Si no estás muy seguro de que vayas a dormir en una cama cómoda, mejor será que te hagas con una buena cama de aire que te asegure todo el confort que necesitas para pasar una noche de sueño reparador.

Pide un huequecito en cualquier parte, una habitación o un salón. Además, tienes la ventaja de que puedes hincharlo y deshincharlo conforme lo necesites.

Otras cosas que pueden ayudarte a dormir mejor son cenar ligero, tomar un baño dos horas antes de acostarnos, una buena temperatura y ventilación de la habitación; y hacer algo relajante como leer o escuchar música tranquila antes de acostarnos.

Y tú, ¿Qué haces para relajarte? ¿Has planeado un verano repleto de relax?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*