Regalos para niños con los que quedar genial

Todos aquellos que no han vivido todavía la paternidad andan un poco perdidos a la hora de hacer regalos a los hijos de sus amigos y familiares. ¿Tendrá esto o aquello? ¿Qué es lo que realmente le hará falta? ¿Merece la pena regalarle ropa con lo rápido que crecen? Son sólo algunos de los interrogantes que empiezan a surgir de nuestra cabeza. Tampoco es fácil para los abuelos. Las cosas han cambiado mucho en unos años y cada vez surgen nuevos productos muy útiles entre los que elegir. Ni siquiera los que han sido padres recientes a veces lo tienen claro porque aunque hayan tenido su propia experiencia, ya saben que cada persona es un mundo y lo que es muy útil para unos no lo es para otros. Por eso desde Intex queremos proponeros un regalo que cumple con muchas funciones y además es tremendamente original: los centros de juegos.

Regalos que encantarán a los peques

Cuando hacemos un regalo a un niño hay muchas cosas que nos influyen en la decisión. Pensamos siempre un poco en los padres, en que sea algo que les venga bien y no un trasto más que tener en medio. Pero no podemos dejar de lado la sonrisa de los pequeños cuando reciben algo que les encanta y la emoción que viven. Por eso, no debemos olvidar que el homenajeado es quien más peso debe tener en nuestra decisión.

Y pensando en ellos, los centros de juegos son un acierto seguro. Desde un saltador hinchable con el que disfrutar brincando hasta quedar exhaustos hasta una piscina de bolas con forma de castillo. Cualquiera de estas dos opciones dejará alucinado/a cualquier niño/a ¿A quién no le gusta sumergirse en el mundo multicolor de las pelotas de plástico? Y saltar es una de las aficiones más habituales de los pequeños de la casa. ¡Que se lo cuenten a los colchones!

Pero es que además podemos aprovechar el verano para regalar un centro de juegos acuático. Una idea genial y que unirá en un solo objeto diversión a tope y refresco ante las altas temperaturas. Se trata del perfecto divertimento para los meses de verano. Toboganes, bocas de dinosaurio o la adorable Hello Kitty son algunas de las geniales cosas con las que los niños fliparán y además trabajarán la psicomotricidad.

La casita: ese clásico que nunca pasa de moda

Es un juego casi tan viejo como el propio mundo, pero los niños pequeños siempre emulan la vida adulta. Recrear las escenas cotidianas de los mayores es uno de los divertimentos a los que hemos jugado también nosotros. Según los expertos, esta dinámica ayuda a los niños a madurar, ya que crean su propio mundo y trabajan en su autonomía. También es muy beneficioso para aprender a relacionarse con otros niños, ya que tienen que tomar decisiones con respecto a la vida en la casita.

Además, las típicas casitas de tela son muy sencillas de montar y pueden disponerse tanto en espacios al aire libre ahora en verano como en el salón cuando empiece el frío. Un juguete con el que seguro que disfrutan durante muchas horas. La casita Jungla de Intex tiene además divertidos dibujos de animales salvajes en la cubierta, lo cual encantará a los más pequeños de la casa.

Y después de estas ideas de regalos para niños, ¿qué vas a regalar para quedar genial? Tanto con los centros de juegos acuáticos, como con el castillo de bolas, el saltador hinchable o la casita de tela vas a ganarte el respeto de esos geniales renacuajos. ¿Quieres ser su persona favorita? Pues no lo dudes y regálale algo de esta lista. Seguro que aciertas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*