Últimos días de verano: disfrútalos al máximo

La cuenta atrás que queríamos evitar ya ha empezado: el 21 de septiembre se acaba oficialmente el verano. Empiezan los preparativos para el colegio y la vuelta al trabajo. Las vacaciones parecen ya un sueño lejano. Sin embargo, aún no debemos adoptar actitud derrotista porque quedan todavía un par de semanas para disfrutar de nuestra estación del año favorita. Aún podemos darnos algunos baños en la piscina, ver a los niños pasarlo en grande en sus centros de juegos, organizar cenas al aire libre con nuestros amigos e ir a la playa. Y para apurar al máximo el tiempo que queda de amables temperaturas, queremos aportaros algunas ideas que os ayudarán a vivir a tope lo que resta de temporada estival:

Planificar bien el tiempo para disfrutar más

Nuestras obligaciones empiezan a asomarse de nuevo con la entrada de septiembre. Hay que empezar a preparar el curso de los peques de la casa: comprar libros, material escolar, acudir a reuniones… En el trabajo también las cosas suelen empezar a moverse con más ritmo a partir de este mes. Por ello hemos de organizarnos lo mejor posible para dejarnos todos los días un poco de tiempo para un baño en la piscina.

Para conseguirlo es necesario volver a hacerse amigo de la agenda, donde apuntaremos todas las cuestiones importantes, así como el tiempo que estimamos que nos va a llevar cada una de ellas. También debes hacer tuya la máxima de menos es más, tratar de simplificar al máximo todos los aspectos de intendencia para centrarte en disfrutar de tu ocio.

Otra forma de gestionar mejor el tiempo es planificar las comidas al máximo, buscando recetas sencillas, rápidas y nutritivas con las que robarle horas al reloj. Así podrás estar más tiempo tomando el sol en la tumbona, leyendo un libro y tomando algo fresquito.

Sigue organizando actividades con los amigos

Con la llegada del mes de septiembre, las listas de cosas por hacer pueden llevarnos a que nos sintamos ya inmersos en la rutina del curso. Pero tenemos que desechar esa idea y seguir preparando quedadas los fines de semana en las que disfrutar de los amigos. Barbacoas en la terraza, concursos de cocina… El sábado y el domingo se configuran como los momentos perfectos para disfrutar en libertad. Si quedáis con otras familias, los niños pueden jugar en la piscina mientras que los vigiláis y os tomáis algo fresquito. Y si tenéis canguro podéis sumergiros en las relajantes burbujas del spa.

Incluso septiembre puede ser un buen mes para coger un fin de semana completo y hacer una escapada con vuestros amigos. Los destinos de costa ofrecen mejores precios durante este mes y la temperatura es más agradable, ¿por qué no aprovechar?

Hacer deporte al aire libre

Aunque en invierno también se puede disfrutar del ejercicio en el exterior, sin duda en el mes de septiembre encontramos la temperatura ideal para realizarlo. Si nos gusta ir sobre dos ruedas tenemos la oportunidad de hacer rutas espectaculares por toda España. Y no sólo hablamos de montaña. Actualmente muchas ciudades cuentan con recorridos preparados para darle al pedal a gusto.

Y si quieres apurar tu tiempo en el agua, no te olvides de tu kayak o tu barca hinchable. Con él puedes hacer pequeñas salidas por la costa o en pantanos del interior. Una actividad genial que disfrutar en pareja o con amigos.

Para que te dé tiempo a llevar a cabo todas estas geniales actividades, una buena planificación es ineludible. Procura organizar cada semana y dedicar unas horas a aquello que más te gusta, pues es el motor que mantiene tu energía a buenos niveles. ¡Disfruta de los últimos días del verano!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*