Falsos mitos sobre el bronceado

A estas alturas del verano ya deberíamos tener anotados todos los consejos sobre tomar el sol y, aunque pueda parecer repetitivo, sigue siendo una asignatura pendiente. Los expertos cada año lanzan sus recomendaciones y se esfuerzan por desmentir los falsos mitos que hay en torno al bronceado. Evitar la crema porque piensas que no te vas a poner moreno, tomar el sol en las horas centrales del día y así una serie de prácticas nada recomendables. Desde Intex queremos hacer incidencia en la importancia de cuidar nuestra salud y por eso vamos a desmontar algunos de esos falsos mitos y daros algunos consejos para tomar el sol sin peligro. Disfrutar del calor de sus rayostumbados en nuestra colchoneta hinchable será un momentazo muy saludable.

 

Desmontando falsos mitos en torno al bronceado

-Con ponerse la crema protectora justo cuando se va a tomar el sol, ya en la playa o en la piscina, es suficiente. FALSO. Los especialistas en esta materia subrayan la importancia de aplicar la protección solar media hora antes de la exposición al sol. Así cuando entremos en contacto con los rayos ya estaremos protegidos. Pero además, hay que aplicársela cada dos horas, siempre que salgamos de un baño o tras practicar algún deporte que nos haya hecho sudar.

-No pasa nada por tomar el sol a mediodía. FALSO. Los expertos lo repiten año tras año, pero hay personas que no le dan importancia. Hay que evitar la exposición entre las 12 y las 16 horas. Esto se debe a que los rayos del sol en esos momentos son más perpendiculares y penetran más en la piel.

-Si no me aplico protector solar, me pondré moreno más rápido. FALSO. Lo que es seguro es que tu piel se quemará, con todas las consecuencias que eso tiene en tu salud. El hecho de ponerte crema no implica que no te vayas a poner moreno, pero estarás protegido de los efectos nocivos del sol en la salud. Crear esa capa sobre tu piel es de vital importancia ya que los rayos solares cada vez son más peligrosos.

-Con un factor de protección bajo es suficiente y así me pondré más moreno. FALSO. Según los dermatólogos el mínimo recomendable es 30 FPS, pero además hay que tener en cuenta el fototipo de piel de cada persona. Las pieles más blancas (fototipo I y II) tendrán que arrancar la exposición al sol con un factor 50 y poco a poco podrán bajarlo hasta 30. En el caso de las personas con un color natural más fuerte (fototipo III) pueden empezar con 30 e ir bajando progresivamente.

 

Otras recomendaciones para tomar el sol saludablemente

Muchas veces no nos damos cuenta y de un verano para otro la crema solar está caducada, lo cual hace que pierda efectividad. Es importante revisar las fechas que aparecen en el bote, además de observar el estado de la crema. Si los ingredientes se separan en capas, si la crema está cuarteada o compactada no debe utilizarse.

Por otro lado, es importante que cuando nos encontremos tomando el solen nuestra colchoneta dentro de la piscina tengamos a mano una bebida que nos ayude a hidratarnos. Hay que beber en repetidas ocasiones mientras nos bronceamos en cualquier situación. Para ello es interesante hacernos con una nevera hinchable que nos acompañe en nuestro momento de relax.

Y, un último consejo: tanto los niños como las personas mayores deben tener un cuidado especial con el sol. Por eso hemos de ir siempre acompañados de una sombrilla para que puedan protegerse, además de usar cremas especialmente fuertes que aguanten más.

 

Así que ya sabes, toma el sol, disfruta del verano, descansa, relájate, ¡pero siempre con cuidado!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*