Grandes ideas para fiestas de pijamas infantiles

Qué nerviosos se ponen cuando hay fiesta de pijamas! Y es que es un momento muy especial para nuestros pequeños. Tanto los niños como las niñas se emocionan al pensar en dormir con sus amigos. Le dicen adiós a la rutina y hola a una noche totalmente diferente. Si quieres organizar una party night para tus hijos hoy vamos a hablar de grandes ideas que harán que se lo pasen estupendamente y te harán más fácil el trabajo. Desde elaborar la lista y enviar las invitaciones hasta cuestiones de logística como usar colchones hinchables para añadir camas, pasando por los juegos, la decoración o la comida.

La lista de invitados, ¡fundamental!

Lo primero que tenemos que hacer es establecer la lista de invitados a la fiesta. Para ello, lo mejor es que hablemos con nuestro hijo para tener en cuenta a todos los amigos que quiera invitar. Tendremos que tener bien claro a cuántos niños podemos alojar cómodamente en casa. Lo mejor es que el dormitorio se convierta en un pequeño campamento si hay suficiente espacio. Si no es el caso, también podemos conquistar por una noche el salón de casa. Allí podremos colocar varios colchones hinchables en el suelo para que puedan dormir cómodamente. Tanto si son de los altos que imitan las camas normales como si son de los que están a ras de suelo, como en el camping, los niños van a dormir muy agusto. Hemos de pensar también en que haya ropa de cama suficiente. Otra opción es pedir a cada invitado que traiga su propio saco de dormir.

Junto a nuestro pequeño elegiremos también el día y haremos las invitaciones, que habrá que darlas con suficiente antelación para que los padres se organicen. También hablaremos con ellos por teléfono para explicarles cuál es el plan y cómo va a estar todo planificado.

Una vez que tengamos la lista de confirmados podremos organizar todo lo relacionado con la cena. Podemos hacer algo sencillo como unos sandwiches, pedir unas pizzas o pringar a los niños en la cocina con un pequeño taller para que aprendan a hacer algo, se diviertan y luego se coman el resultado.

Decoración y juegos para ambientar la fiesta

No puede faltar un pequeño empujón a la ambientación de la casa para una fiesta chula que a los pequeños les quede en el recuerdo. Si habéis decidido hacer algo tematizado, esto debe impregnar todo lo relacionado con la velada: desde la decoración hasta los juegos, pasando por los disfraces (algo que suele gustar mucho tanto a niños como a niñas).

La decoración puede llevarse a cabo a muchos niveles, pero tampoco hace falta excederse. Guirnaldas, globos y bandas suele ser suficiente. Actualmente encontramos una oferta enorme en este sentido, así que no vamos a tener problema si queremos comprarla. Otra opción es hacerlas nosotros mismos.

En cuanto a los juegos, hay muchas alternativas pero hay que tener bien presente que a partir de cierta hora no pueden seguir corriendo por toda la casa ni armar escándalo. Hemos de respetar a nuestros vecinos, por lo que tenemos que establecer un horario de juego más dinámico y otro más tranquilo cuando ya sea más tarde. Se puede hacer una guerra de almohadas, una carrera de sacos de dormir por el pasillo, una gymkana con pruebas, un juego de misterio con pistas, adivinanzas, jugar a maquillarse, a los lego o a cualquier juego de mesa. En este sentido hay que pensar que está bien que intervengamos y guiemos un poco, pero muchas veces ellos se entretienen solos, así que hay que respetar lo que quieran hacer. Seguro que cuando lleguen al colchón hinchable, ¡caen rendidos después de tantas emociones!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*